Magazine Cultura 7 rutas turísticas para recorrer la historia de la Corona de Aragón

7 rutas turísticas para recorrer la historia de la Corona de Aragón

119 Shares
Alquézar. Por Noradoa

A veces ponemos a merced de la ficción las respuestas a las preguntas acerca de lo que sucedió en la tierra que pisamos siglos atrás. Recreaciones para televisión de las gestas de los guerreros, películas sobre los reinados que marcaron el destino de un país o novelas que imaginan cómo fueron los romances de la época en la que las murallas todavía protegían las ciudades. Pero, en realidad, podemos conocer de primera mano dónde aconteció ese episodio de la historia que despierta nuestro interés e imaginar en vivo cómo pasó: el escenario ya lo tenemos.

Esas ganas de conocer las localizaciones de los episodios históricos son una buena inspiración para la organización de un viaje. Y el mapa de Aragón está bien dotado de puntos de interés, porque durante 600 años allí pasó de todo. Los interesados en visitar las huellas que la Corona de Aragón dejó para el recuerdo pueden guiarse por las siete rutas que el organismo de Turismo de la comunidad ha trazado con dicho fin. Edad Media en estado puro.

Ruta de las Órdenes Militares

Valderrobres, Teruel, Aragon, Matarraña. Historia de la Corona de Aragón
Valderrobres, Teruel. Por Jose

Antes de morir, Alfonso I el Batallador dejó a las órdenes militares del Temple, el Hospital y el Santo Sepulcro  el reino. Los sucesores en la historia fueron ampliando el número de dichas organizaciones, como hizo Alfonso II, en la época de la toma de Valencia por los almohades. Pedro II instauró la Orden de Santiago y durante el reinado de Jaume I, recibieron importantes donaciones debido a su participación en la reconquista del territorio valenciano y mallorquín.

El camino tiene tres etapas y 332 kilómetros que abarcan ocho localidades. Empieza en Montalbán, villa que fue cabecera de la Encomienda de la Orden de Santiago en la Corona de Aragón y que aparece citada en el Cantar del Mío Cid. Termina en Rubielos de Mora, ubicada a 929 metros de altitud en la sierra de Gúdar y en donde además de disfrutar de un complejo arquitectónico de interés, también se puede admirar un paisaje que abarca las gargantas en los ríos Mijares y Rubielos, por ejemplo. Ha sido declarada Conjunto Histórico y también aparece en la lista de los pueblos más bonitos de España.

Asimismo, la ruta pasa por Alcañiz, que fue sede de la Orden de Calatrava; Valderrobres; Castellote, una fortaleza fue donada a la Orden del Temple en 1196 y en la que se puede visitar un Torreón Templario; Cantavieja, encomienda de la Orden de los Hospitalarios; Iglesuela, uno de los puntos culminantes del Camino del Cid y que perteneció primero a la la Orden del Temple y después a la Orden de San Juan del Hospital; la villa de Mirambel y la de Mora de Rubielos –de la que parten diversos senderos naturales– son las dos anteriores al final del recorrido.

Ruta de la Orden del Císter en Aragón

Deep natural sink hole in Grisel, Aragon, Spain .
Pozo de los Aines, en Grisel. Por herraez

A partir del año 1115, con la integración de San Bernardo de Claraval en la Orden, esta se empezó a extender por Europa. En España tuvo el beneplácito de la Corona de Aragón debido a su ayuda en el proceso de colonización después de la reconquista. En el trayecto se pueden visitar sus tres monasterios mejor conservados, muestra de la arquitectura que combina sobriedad y grandeza. Uno de ellos es el de Veruela, de donde parte la ruta y otro es el de Piedra, rodeado de los paisajes que genera el río homónimo como cascadas, grutas y lagos. El tercero es el de Santa María de Rueda, en pleno centro del valle del Ebro y cerca de Zaragoza. Los monjes del Císter habitaron en él durante 653 años.

La ruta se extiende durante 349 kilómetros y está dividida en tres fases. Además de los monasterios también visita otras localidades como Tarazona, donde está la la catedral de Santa María de la Huerta y el Pozo de los Aines, una sima abierta en el suelo por cuyo interior se puede descender. El castillo de Grisel, una fortaleza gótica del siglo XIV y Calatayud son otras dos de las paradas de la ruta, que acaba en Caspe, donde se decidió quien sería el nuevo rey de Aragón tras morir Martín el Humano sin descendencia. El ganador fue Fernando de Antequera.

Ruta del Santo Grial

San Juan de la Peña 2014
Monasterio de San Juan de la Peña. Por Darrical.

La copa que utilizó Jesucristo en la Última Cena pasó una temporada en Aragón allá por 1399 antes de llegar a la catedral de Valencia. Esta ruta de 245 kilómetros y dos etapas sigue el recorrido que el Santo Grial realizó por la comunidad durante el reinado de Martín I el Humano. El camino comienza en la localidad de Bailo –recomendada para los aficionados a la ornitología– y termina en el palacio de la Aljafería situado en Zaragoza. 

Pero antes de llegar a dicho edificio fortificado, el itinerario se para en el Monasterio Viejo de San Juan de la Peña, muy cercano a Jaca, que también se visita. Los dos siguientes puntos de interés son el monasterio de San Adrián de Sasabe y el de Siresa, que albergó el cáliz del año 815 al 831. La ruta también se detiene en Yebra de Basa, en cuya iglesia se encuentra el busto relicario de santa Orosia, a la que los que creían estar poseídos por el maligno visitaban para curarse. 

En Huesca se visita el monasterio de San Pedro el Viejo, la catedral gótica y el el Salón del Tanto Monta, anexo al conjunto catedralicio y el museo de Huesca, emplazado en lo que se conserva del antiguo palacio de los Reyes de Aragón y la Antigua Universidad. Esta es la penúltima parada, a la que sigue Zaragoza. 

Ruta de Ramiro II el Monje

Alquézar. Por Elzbieta Sekowska

Este fue el sucesor al trono tras la muerte de Alfonso I, aunque al ascender al trono muchos de los nobles que le habían ayudado retiraron su apoyo. Pero siguiendo el consejo del l abad de San Ponce de Tomeras, reunió a los sublevados en Huesca poniendo como excusa el hacer una campana que se oyese desde todo el reino. Una vez reunidos, Ramiro II decidió subsanar el problema cortando la cabeza a los más rebeldes. Así nació la leyenda de la Campana de Huesca. 

La ruta tiene tres etapas a lo largo de 246 kilómetros y pasa por seis localidades. Empieza en Huesca, donde se visita el mencionado museo y San Pedro el Viejo, en donde se retiró el rey Ramiro II y donde se encuentra su tumba así como la de su hermano Alfonso I el Batallador. Sigue por Nocito, donde está el santuario de San Úrbez y Tierrantona, cerca de donde se encuentra la villa medieval de Aínsa, que también se puede visitar. Después se sigue hasta el Real Monasterio de San Victorian que está declarado Bien de Interés Cultural, para continuar hasta la catedral de Roda de Isábena (donde fue obispo) y terminar en Barbastro, que está cerca del monasterio de Nuestra Señora del Pueyo.

Ruta del Reino de los Mallos

Sunset in the Mallos de Riglos, Huesca province, Aragon, Spain
Mallos de Riglos. Por curto.

Este recorrido pasa por la dote que el rey Pedro I de Aragón entregó a su segunda esposa, Berta, en la boda que celebraron en la catedral de Huesca. Se trataba de un terreno que abarcaba cuatro municipios y que pasó a llamarse Reino de los Mallos. Así, Aragón pasó a tener un reino dentro del reino, del cual Berta era la majestad. Después de la muerte de su marido, su cuñado Alfonso I el Batallador pasó a ser el nuevo rey y mantuvo el Reino de los Mallos en respeto al amor de su hermano por su reina. 

Las localidades que recibió la esposa el día del casamiento y que conforman la ruta son las que se mencionan a continuación. Agüero, que se sitúa a los pies de los Mallos, unas grandes masas de piedra conglomerada en paredes verticales aisladas, que alcanzan una altura de más de 300 metros. La siguiente es Bolea, donde está la colegiata de Santa María y después el castillo de Loarre, considerado el castillo románico mejor conservado de Europa. 

El camino termina en Ayerbe, que sigue siendo un lugar comercial como lo fue a lo largo de su historia. Es el centro neurálgico de la zona y lo interesante es caminar por sus calles y disfrutar de las edificaciones así como de la gastronomía local. Es la ruta más cortita de todas, ya que solo tiene 32 kilómetros.

Ruta tras los pasos del Batallador

Castillo de Loarre
Castillo de Loarre. Por peresanz

El propio nombre lo indica: se trata de un recorrido que visita aquellos sitios que fueron relevantes en la vida del rey Alfonso I el Batallador, que gobernó entre 1104 y 1134. Los 349 kilómetros de la ruta se dividen en dos etapas que abarcan cinco localidades. Arranca en el monasterio de San Pedro de Siresa, donde el monarca recibió el bautismo. Sigue a Quicena, donde se encuentra el castillo de Montearagón, uno de los destacados en la historia de la corona de Aragón. 

La parada posterior es en Huesca, donde también se visitan el monasterio de San Pedro el Viejo, la catedral gótica y el el Salón del Tanto Monta. En Zaragoza, la ruta se detiene en varios puntos de interés: el palacio de la Aljafería, el museo del Alma Mater y el monumento del monarca en el Parque Grande, además de otros representativos de la ciudad. La ruta termina en Fraga donde tuvo lugar la última contienda en la que participó Alfonso I el Batallador.

Ruta de la Corona de Aragón

Aerial view of the partially restored medieval Gothic castle ruin of Montearagon near Huesca Spain with dramatic sunset sky
Castillo de Montearagón. Por tamas.

Es la más larga de las siete, ya que tiene 853 kilómetros, cuatro fases e incluye 21 localidades. Repasa los enclaves más importantes en lo que se refiere a la Corona de Aragón durante toda su vigencia. Es decir, desde los orígenes hasta su expansión hacia el Mediterráneo. Algunas de las localizaciones coinciden con los otros seis recorridos mencionados anteriormente.

Empieza por los condados de Ribagorza y Sobrarbe con la visita al monasterio de Obarra, a Roda de Isábena, a la torre de Abizanda y al Monumento Natural de los Glaciares Pirenaicos. Asimismo, también se recomienda conocer Forau de Aiguallut, que se adentra en el Parque Natural Posets-Maladeta. Además, en la localidad de Graus se puede visitar el santuario de Nuestra Señora de la Peña. 

En Jaca y sus alrededores hay muchos puntos de interés marcados en esta ruta. La catedral de Jaca, los restos de los primeros reyes de Aragón que descansan en San Juan de la Peña así como la localidad de Santa Cruz de la Serós. El paso por Huesca incluye la visita a los castillos de Montearagón y Loarre y la ruta continúa por Barbastro, Monzón y el monasterio de Sigena. El final del itinerario se extiende por las tierras de Zaragoza y Teruel y se detiene en Caspe, Alcañiz, Zaragoza, Calatayud, la monumental ciudad de Daroca y el mudéjar de Teruel, Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1986.

10 rincones imprescindibles del Pirineo aragonés

Grandes montañas y glaciares que recuerdan el origen de la cordillera, espacios protegidos, parques naturales, ibones, valles, ríos salvajes y barrancos que llaman a la aventura… Estos son los ingredientes que componen el Pirineo aragonés y que no puedes perderte.

Read more

119 Shares

Artículos relacionados

1 comentario

Moi 22 de septiembre de 2021 - 09:33

La ruta de la Corona de Aragón es engañosa puesto que no sale de la frontera aragonesa, o sea del Reino de Aragón, sin pisar los otros territorios de la Corona aragonesa por lo que su nombre debería ser «ruta Reino de Aragón».

Responder

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap