Mapa
Entrada - Salida

Personas:

Busca por:

Precio medio:

De a
persona / noche

Tipo de alquiler:

Recomendados:

Características más usadas:

Ubicación:

Acondicionamiento:

Servicios:

40 Alojamientos en La Cerdanya

Más relevantes primero
  • Calendario actualizado
  • Mejor valoradas
  • Más opiniones

1 - 20 de 40 alojamientos rurales

La Cerdanya, la sonrisa bien ancha del gran valle de los Pirineos

Esta comarca catalana se asienta en uno de los valles que sonríen (por extensión) más anchamente de toda Europa. Lo custodian impresionantes cumbres, y su paisaje recibe apacible ganado y altas dosis de rayos de sol, que dan esa calidez a sus habitantes, los sardaneses.

La Cerdanya tiene el "corazón partío" entre las demarcaciones de Lleida y Girona, hacia donde se decanta claramente su capital: Puigcerdà. ¿Quieres ir desgranando más detalladamente esta comarca? Antes te explico cómo llegar:

Los aeropuertos que te quedarán más cerca son los de Andorra-La Seu d’Urgell (a 50 minutos), Girona-Costa Brava y Barcelona-El Prat (a 2 horas). Desde Barcelona, podrás llegar en tren a Puigcerdà. En cotxe, las vías que te acercarán a tu destino serán la C-16 desde Barcelona y la N-260 desde las comarcas de Lleida o Girona.   

Algunas poblaciones sardanesas que no te pueden faltar

En la provincia de Lleida:

  • Bellver de Cerdanya. Entre sus iglesias, hay la pintoresca Santa María de Talló y Santa Eugènia de Nerellà, conocida como “la torre de Pisa de la Cerdanya”. Dentro de su término, también darás con la popular cueva de Anes, el Parc Fluvial de les Basses de Gallissà (con cigüeñas) y el conjunto rupestre del valle de Ingla.
  • Lles de Cerdanya. Está integrado por típicos pueblos del Pirineu Català como Músser y Viliella, y lo atraviesa el río de la Llosa, donde podrás pescar. Junto a Bellver, es un lugar ideal para practicar con los deportes de aventura y el esquí o las raquetas de nieve en las estaciones de Lles y Aransa.
  • Prullans. Te regalará hermosas vistas a la llanura y a la sierra del Cadí. Sal en busca de su castillo, la iglesia de Sant Esteve y del dolmen de Orèn. Y no te pierdas tampoco el valle de la Llosa, ¿qué te parece recorrerlo a lomos de un caballo?
  • Prats i Sansor. Aquí toman la palabra la iglesia románica de Sant Serni i la ermita de Sant Salvador, garantía de una preciosa panorámica del valle.

Parc dels Búnquers de Montellà i Martinet

En este municipio sardanés (con Montellà como mirador natural de la Cerdanya) vas a poder planear mil y una excursiones, así como adentrarte en ocho de los 10.000 búnkers que se construyeron después de la Segunda Guerra Mundial en la Línea Pirineos, trazada desde el Cap de Creus hasta el País Vasco. La visita guiada (por puntos de artillería, galerías subterráneas…) es de casi 2 horas.

...Y en la provincia de Girona:

  • Puigcerdà, en la frontera con Francia. En la capital lucen su lago y el parque Schierbeck, y el campanario de la iglesia de Santa Maria, que fue destruida durante la Guerra Civil.
  • Llívia, una isla catalana dentro de territorio francés. Te interesará su Museu Municipal, con una farmacia del siglo XV, y su castillo en ruinas.
  • Alp. Gozarás a lo grande en Alp 2500, la unión de las estaciones de esquí de Masella y la Molina. ¡Pero no solo esquiando o practicando snowboard! También buceando bajo el hielo, conduciendo un 4x4 sobre nieve o haciendo una excursión con helicóptero.
  • Meranges. Por lo más alto del municipio hallarás el lago de Malniu y el circo glaciar de Engorgs. Si te animas, sube hasta la cima del Puigpedrós.
  • Bolvir. Te acercará a su pasado ibérico con el yacimiento El Castellot.
  • Guils de Cerdanya. Es un bálsamo pasear por sus tranquilas calles, y la estación de Guils Fontanera es un buen lugar para hacer esquí nórdico o una excursión con raquetas de nieve.

El Camino Picasso por el Parque Natural del Cadí-Moixeró

Por estas sierras transitaron cátaros (puedes seguir su huella con el Camino de los Buenos Hombres, GR-107), maquis, contrabandistas… y grandes genios de la pintura como Pablo Picasso, quien en 1906 se alojó en el pueblo medieval de Gósol (comarca del Berguedà) y pintó parte de su obra. Desde Gósol podrás completar el Camino Picasso hasta la localidad de Bellver de Cerdanya (GR-150, marcas amarillas y blancas). Una silueta imponente preside todo el camino, el macizo del Pedraforca, símbolo del excursionismo catalán.

Para seguir trabajando las piernas rebusca entre la Red de Senderos de Lles. O entre la Red de Senderos de Alp: más de 50 kilómetros para disfrutar sobre todo a pie, aunque algunos también a caballo o en bicicleta (cuadrado amarillo con números). Te llevarán por caminos de ganado, de ir a la molienda, para retirar leña…

Y luego está la Gran Volta a la Cerdanya, un circuito que se mueve entre los 1.000 y los 2.000 metros de altura y que enlaza los antiguos caminos que comunicaban los pueblos de la comarca.

La Alta Cerdanya

Bajo jurisdicción francesa, se encuentran pequeñas y bonitas localidades como Llo y Dorres, donde, a parte de disfrutar de su atmósfera rural y su típica arquitectura de montaña, podrás pegarte unos estupendos bañitos en aguas termales. Rodeado de nieve, te entrarán aún más ganas…

Calendario festivo

En la capital, te aguardan la Festa de l’Estany (agosto) y la Fira del Cavall (noviembre), que reúne más de 1.000 ejemplares de la raza autóctona del Pirineo.

Por otro lado, la Festa de Sant Antoni de Prullans (enero) acarrea bendición de animales y escudella para los asistentes. También saldrás bien alimentado de la Fira de Sant Llorenç de Bellver de Cerdanya (10 de agosto), que además incluye un encuentro de música tradicional.

Si quieres conocer más la cocina sardanesa, apúntate a alguna de estas jornadas: la Festa del Trinxat de Puigcerdà (febrero), el Dijous Gras de Prullans (Jueves Lardero, con la tradicional tortilla de embutidos), la Muestra de Cocina Popular con Nabos de Ger (noviembre)...      

Trinxat de la Cerdanya y otras ricuras

Sus tradicionales quesos de vaca y oveja saben abrir muy bien el apetito. También sus embutidos: bull blanc y bull negre (tipos de butifarra catalana), llonganissa, pa de fetge (paté de hígado de cerdo)...

Entre sus platos más singulares, encontrarás el trinxat (guiso de col y patata), el tiró amb naps (pato con nabos), el fetge amb agredolç (hígado con agridulce)... y un plato típico de otoño, aprovechando la época en que estas tierras son deliciosamente invadidas por las setas: el conill amb cremalloles (conejo con un tipo de seta).

Puedes despedirte con unos cerdans, dulces muy típicos de la comarca. Pero no te olvides de sus yogures artesanos y de su mel i mató (requesón con miel).


Las preguntas más frecuentes sobre el turismo rural en La Cerdanya

💯 ¿Cuáles son los lugares más destacados en La Cerdanya?

En La Cerdanya puedes visitar estos lugares y sitios de interés:

🏡 ¿Cuáles son los tipos de casa más buscados en La Cerdanya?

Los viajeros suelen buscar casas con determinadas características, estos son los requerimientos más solicitados a la hora de buscar una casa en La Cerdanya:

🤩 ¿Cuáles son los 5 pueblos más buscados en La Cerdanya?

Los visitantes de La Cerdanya suelen preferir estos pueblos destacados para la práctica de turismo rural:

💰 ¿Qué precio suele tener una casa rural en La Cerdanya?

El precio es muy variable según la zona, tipo de casa o fechas en las que viajes. Si generalizamos podemos decir que las casas en La Cerdanya suelen tener un precio medio variable por persona y noche. No obstante si tienes en cuenta todo el entorno es posible encontrar casas más económicas y también casas de lujo.