Por Nelson Almeida

Ocultas en el interior de la región Centro de Portugal hay 12 aldeas que son una delicia para los viajeros curiosos y aventureros. Están cercadas por pequeños caminos sin explorar, por lo que las Aldeas Históricas de Portugal son perfectas para recorrer en bicicleta o caminando, siguiendo las huellas ibéricas que el tiempo no ha podido borrar.

En Almeida, Belmonte, Castelo Mendo, Castelo Rodrigo, Castelo Novo, Idanha-a-Velha, Linhares da Beira, Marialva, Monsanto, Piódão, Sortelha e Trancoso –las 12 Aldeas Históricas de Portugal– hay infinidad de rutas de senderismo y de bicicleta o BTT, definidas y estructuradas por la red de las Aldeas Históricas de Portugal.

Caminos que nos invitan a viajar en el tiempo. Al pasar junto a los castillos, arroyos, laderas y mesetas podremos descubrir los secretos del lugar, así como conocer las leyendas e historias de conquistas y batallas entre castellanos y portugueses. Las hay más cortas y más largas.

Existen 15 pequeñas rutas (PRs), de 6 a 20 kilómetros, aprobadas oficialmente y asociadas a las 12 Aldeas Históricas de Portugal. Estas son ideales para quienes quieren llevar un ritmo más pausado, o para cuando no tenemos mucho tiempo disponible. Son caminos que permiten explorar, paso a paso, el territorio y el entorno de cada una de sus aldeas, enseñando la riqueza y la diversidad del patrimonio natural y cultural.

Para los más atrevidos, la propuesta de las Aldeas Históricas de Portugal es la Gran Ruta 22 (GR22): una ruta circular con unos 600 kilómetros, divididos en 12 etapas, que empiezan y terminan en cada una de las 12 Aldeas Históricas. El itinerario discurre entre caminos ancestrales, rodeado de naturaleza.

En la GR22 se pueden conocer los parques naturales y reservas de Portugal, clasificados como Patrimonio Mundial de la UNESCO. Al norte está el Parque Natural del Duero Internacional y el Parque Arqueológico del Vale do Côa. Al sur, el Parque Natural del Tajo Internacional.

Por Aldeas Históricas de Portugal

Esta gran ruta también permite acercarse a otros parques y reservas naturales imprescindibles, como el Parque Natural de la Sierra de la Estrella, el Paisaje Protegido de la Sierra del Açor, la Reserva Natural de la Sierra de la Malcata, el Área Protegida Privada de la Faia Brava y el Paisaje Protegido de la Sierra de la Gardunha. En ellos encontramos un rica fauna y flora. Por ejemplo, en la Área Protegida Privada da Faia Brava se pueden observar aves rapaces, que cruzan los cielos de esta región.

La GR22 ha sido distinguida con el sello Leading Quality Trails – Best of Europe gracias a la calidad de su trayecto, las experiencias que ofrece, su riqueza cultural y natural. Se puede recorrer solo o en grupo. Con familia o con amigos. Todo el camino está señalizado y dispone de servicios básicos para el viajero.

Certificado BIOSPHERE DESTINATION

Por Aldeas Históricas de Portugal

Las Aldeas Históricas de Portugal son el primer destino en red del mundo en ser distinguido con el certificado Biosphere Destination. Un reconocimiento a su compromiso por preservar la naturaleza y la sostenibilidad de las aldeas y del entorno que las rodean.

No faltan motivos para visitar las Aldeas Históricas de Portugal. Bien sea a través de la GR22 o en una pequeña ruta PR, a pie o en bicicleta. En sus cafés y restaurantes del camino podrás escuchar los mitos y las leyendas que envuelven el territorio. También acercándote a la gente local, quienes te mostrarán sus tradiciones y costumbres, y te contagiarán su alegría de vivir. Para recuperar fuerzas, nada mejor que relajarse en una playa fluvial.

Puedes alojarte en una de las casas rurales de la zona. Despertarte en plena naturaleza y degustar un delicioso desayuno compuesto de productos y manjares de la región.

Más información | Aldeias Históricas de Portugal

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios