Camino Lebanieg

Peregrinos con Picos de Europa al fondo. Fuente: Camino Lebaniego

Los únicos cinco lugares en el mundo que pueden celebrar el Año Jubilar están asociados, todos, a un camino de peregrinación. El Monasterio de Santo Toribio de Liébana (Cantabria) es uno de esos lugares escogidos del planeta (junto a Roma o Jerusalén, entre otros) y el Camino Lebaniego es la propuesta de peregrinaje.

Este 2017, Santo Toribio celebra su 73º Año Jubilar en más de 500 años de historia: se abre la Puerta del Perdón y con ella doce meses de renovación e indulgencia plenaria en el mundo católico.

El Camino Lebaniego es un itinerario formidable que recorre Cantabria desde San Vicente de la Barquera hasta el Monasterio de Santo Toribio. En total, cerca de 72 km en una propuesta de tres etapas que atraviesa la naturaleza y la cultura cántabras.

En este artículo te damos las claves para recorrer el Camino Lebaniego. ¿Preparados?

Cocido Lebaniego

Cocido Lebaniego. Fuente: Camino Lebaniego

El Camino Lebaniego une los Caminos del Norte y Francés hacia Santiago de Compostela. No es causalidad: los lazos entre la diócesis de Liébana y los reinos de Castilla y León son históricos. Como los peregrinos del Camino de Santiago, los del Camino Lebaniego también tendrán una credencial específica: la Lebaniega.

Etapa 1. San Vicente de la Barquera – Cades

Comienza la ruta. Desayunad bien: hay 28,5 km por delante hasta la localidad de Cades. El Camino Lebaniego está señalizado con la flecha roja, mientras que la del Camino del Norte es amarilla.

Desde la iglesia gótica de Nuestra Señora de los Ángeles hay una panorámica envidiable de San Vicente. En su interior, la iglesia guarda una de las obras maestras del Renacimiento español: el sepulcro de Antonio del Corro, inquisidor, trabajado en alabastro. Los restos del hospital de la Concepción recuerdan el dinamismo de la villa cuando acogía a los peregrinos de Santiago en el siglo XV. En los días claros la vista alcanzará al Naranjo de Bulnes.

El Camino Lebaniego os llevará por una pista de montaña hacia Muñorrodero, después de dejar atrás Serdio, Acebosa, Hortigal y Estrada. En Muñorrodero se bifurca el peregrinaje: hacia Santiago o hacia Santo Toribio de Liébana. Recordad que las flechas rojas son las del Camino Lebaniego.

Continuaréis camino hacia Camijanes a través de la preciosa senda fluvial del Nansa y hacia Cabanzón, el último pueblo antes de llegar al final de la etapa: Cades.

Aquí podéis ampliar información sobre la primera etapa del Camino Lebaniego.

Etapa 2. Cades – Cabañes

La segunda etapa del Camino Lebaniego es la más larga: 30,5 km. Sim embargo, a los que no estáis habituados a andar os recomendamos prudencia. Una simple llaga en el pie puede dificultar el peregrinaje, de modo que podríais organizar Camino Lebaniego en más etapas de menos kilómetros.

En cualquier caso, el paisaje es un estímulo para recibir fuerzas cuando flaquean. Tras dejar atrás Cades y Lafuente (con su iglesia de Santa Juliana, declarada Bien de Interés Cultural), se llega al Collado de Hoz: las vistas sobre el Valle de Lamasón sobrecogen.

Hay que seguir hacia Cicera y Lebeña, atravesar un bosque de robles milenarios hasta Lebeña, y continuar hasta Allende (por carretera) para llegar, por último y con subida, hasta Cabañes.

Si os veis con fuerzas, podéis seguir Camino hacia el precioso desfiladero de la Hermida.

Casona típica de Potes

Casona típica de Potes. Fuente: Camino Lebaniego

Etapa 3. Cabañes – Santo Toribio

La última etapa del Camino Lebaniego es la más breve, pero quizás la más intensa: 13,7 km que pueden empezar degustando los tradicionales quesos de Liébana.

La primera parada de interés de la jornada es Tama. Aquí se encuentra el centro de interpretación de los Picos de Europa, que predispone al peregrino hacia Potes. En Potes todo es cultura, encanto y naturaleza. El camino empedrado por Potes sitúa al peregrino ante casas blasonados, pero también hacia zonas de tapas, vinos y bares que sirven el tradicional cocido lebaniego.

Subrayamos la Torre del Infantado de Potes en el capítulo de Patrimonio, pero el constante fondo de los Picos de Europa es inigualable. La Torre perteneció al marqués de Santillana. Los Picos, a la Humanidad.

Desde Potes hasta el Monasterio de Santo Toribio hay unos 4 km. El monasterio, del siglo XIII, alberga la reliquia por la que el Papa Julio II otorgó, el 23 de septiembre de 1512, el privilegio de celebrar el Año Jubilar Lebaniego: el Lignum Crucis.

Se dice que el Lignum Crucis es uno de los trozos de la cruz en la que murió Jesucristo.

¿Cómo acabó en Cantabria? Toribio, obispo de Astorga, la recibió en el siglo V en pago por sus servicios en el Santo Sepulcro de Jerusalén. A su muerte en el 476, se trasladaron los restos de Santo Toribio, junto al Lignum Crucis, al monasterio de Camaleño (monasterio de Santo Toribio de Liébana) como medida preventiva: Teodorico II, rey de los visigodos, perseguía incansable a Santo Toribio y los musulmanes comenzaban a penetrar en la Península.

Más información | El Camino Lebaniego

5 Comentarios publicados

  1. Santi
    Publicado 12 junio 2017 en 19:33

    Enhorabuena por el reportaje, desconocia este camino. ¿Se puede hacer en bici?
    Gracias!

  2. Javi Rodríguez Godoy Javi Rodríguez Godoy
    Publicado 13 junio 2017 en 10:46

    Hola, Santi:

    Gracias por tu comentario. Sí, ¡se puede! A pie, en bici o a caballo, incluso. Te dejamos un enlace con esta y otras dudas resueltas sobre el Camino Lebaniego https://www.caminolebaniego.com/informacion-util-para-el-peregrino/dudas-sobre-recorridos

    Saludos y buen camino

  3. Pilar
    Publicado 15 junio 2017 en 20:57

    Qué buena pinta tiene esta ruta!! Muchas gracias por compartirla

  4. rosa
    Publicado 16 junio 2017 en 9:40

    Muchísimas gracias por toda la documentación. Este verano iremos unos días de vacaciones por esa zona y con toda la información que nos habéis ofrecido se abre unas alternativas muy buenas para nuestra estancia allí.

    Una consulta: somos una pareja acompañada de nuestra perrita Golden, así que haremos las rutas probablemente divididas para no cansarla, aunque le encanta pasear.. La duda es que si en el caso que estuviera agotada, el servicio de taxis aceptaría como pasajera una perrita?

    Un saludo. Nuevamente MUCHAS GRACIAS!!!

  5. SANTI
    Publicado 16 octubre 2017 en 19:04

    Lo hemos conseguido !! Han sido 3 etapas geniales. Muy duras, divertidas, y muy, muy bonitas. Las hemos repartido 1º San Vicente-Cades 28,5 kms 2º Cades-Cicera 20 kms 3º Cicera – Sto Toribio 20 kms. todo aprox.
    Una pasada la 2ª ruta, desde Cicera a Lebeña. Precioso bosque en subida. E igualmente recomendable Lebeña hasta Tama por el Camino Antiguo. Unos desfiladeros no aptos para vertigos.
    Escasos los avituallamientos, asi que, hay que llevar comida y bebida.
    Las rodillas han notado la falta de preparación, asi que, recomendables las rodilleras desde el primer paso.
    He ido con mis hijos de 17 y 20 años y hemos vuelto felices. Hemos hablado, sufrido y reído mucho.
    Y el remate fue en la misa del peregrino. Comulgando y pidiendo por la paz en España y el mundo entero. Muy agradecido a Dios por esta oportunidad de unirnos más, conocer gente muy interesante y ver una naturaleza maravillosa.
    ¡¡ Genial la experiencia !!

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios