Magazine Planes Consejos para una escapada rural con un bebé

Consejos para una escapada rural con un bebé

44 Shares
Viajar con un bebé
Fuente: Miramiska

¡Enhorabuena familia! Un bebé siempre es motivo de alegría. Si ya estás pensando en salir de escapada rural significa que lo tienes todo controlado y que estás listo para pasar unos días fuera de casa con tu bebé.

Tras una decena de escapadas con nuestra hija, en dos años, estos son los diez consejos que daría a otras familias que quieren hacer una escapada rural con un bebé. ¿Añadirías alguno más?

1. Expectativas bajas

Empezamos con lo más importante: mantén las expectativas bajas. Ahora en tus escapadas rurales influye un factor más, del que depende buena parte del éxito de la escapada: tu bebé. Su salud, su humor, sus ganas de hacer cosas o su habilidad por aceptar nuevas rutinas serán claves para que el fin de semana fluya de forma tranquila y que tú vuelvas el lunes al trabajo de buen humor.

2. Los cambios de rutina

Algunos bebés llevan muy mal los cambios de rutina. Otros, los siguen como si nada y se adaptan muy rápido. Un cambio de casa, de cama, de juguetes, y en definitiva, un cambio de aires, a veces implica que tu bebé esté más raro, más molesto y que cambie sus hábitos: puede comer peor, dormir peor o incluso despertarse más a menudo por la noche… Frente a esto: calma, paciencia y empatía, y saldrá bien.

3. Enfermos el día antes

Los bebés (sobre todo si ya van a la escuela infantil) son propensos a caer enfermos muy a menudo y, sí, a veces coincide con ese fin de semana tan esperado para ti. Si no es algo grave, puedes optar por tirar adelante la escapada y tomártelo con más calma, dándole medicación adecuada y haciendo más vida en la casa rural.

Si prefieres quedarte en casa, es interesante que veas con antelación la política de cambios y cancelaciones de la casa rural.

4. Lo que antes era una escapada relax ahora es un no parar

Exacto. Antes te ibas de escapada rural para desconectar, relajarte, darte un baño, pasarte la tarde paseando por el campo o no hacer nada. Ahora, tus escapadas serán una prolongación de la semana y habrá pocos momentos para descansar. Jugar y cuidar a un bebé durante todo el día es agotador y fantástico a la vez. ¡Aprovecha para estar al 100% con tu bebé y tu familia que el lunes ya tendrás tiempo de descansar sentado frente al ordenador!

5. No hace falta irse muy lejos

Si es vuestra primera escapada con el bebé quizás tengáis algunas dudas o miedos de cómo os irá. Por eso, un buen consejo es irse de escapada cerca de casa. Seguro que hay varios destinos rurales bonitos a 1h 30m de tu ciudad. Estar cerca de casa te dará seguridad por si tienes que volver antes de lo previsto y le evitarás al bebé un trayecto largo en coche.

6. Con el maletero lleno

Es un clásico que los coches de familias con bebés vayan bien cargados. Cosas que no debes olvidar en la maleta del bebé: mucha ropa extra, varios pares de zapatos, escucha-bebés, sus muñecos favoritos, luz de noche, botiquín… Echa un vistazo a la lista completa de lo que llevarse en una escapada rural con niños.

7. Elegir casa rural con cosas para bebés

Otra de las cosas más importantes a la hora de elegir una buena casa rural para ir con niños pequeños es que dispongan de cosas para bebés. Si en la casa hay trona, bañera, cuna y juguetes te ahorrarás llevarlo de un lado para otro y tendrás más espacio en el coche.

Confirma que la casa rural tenga otras cosas útiles como: microondas, batidora, secador de pelo o lavadora (si vas a estar muchos días). Y por supuesto si además cuenta con barreras de seguridad en las escaleras, patios/jardines cerrados, parque infantil, granja o bicis con asiento para bebés, todavía mejor.

8. Que la casa tenga espacio interior para jugar

En caso de lluvia o frío, probablemente querrás estar más dentro de casa que fuera. Elige una casa rural que tenga sala de juegos o un espacio amplio para jugar dentro de la casa, sobre todo si vais en grupo con más familias con niños. Cada vez son más las casas rurales que tienen salas de juego llenas de juguetes de diferentes edades, también para los más pequeños.

9. Pocos planes y cercanos

Precisamente porque no sabes cómo va a reaccionar tu bebé el fin de semana, no planifiques muchas cosas al día. Es posible que una pequeña excursión cerca de la casa sea suficiente para una mañana; o una visita a una granja cercana puede ser de lo más interesante para el pequeño.

10. Que los propietarios estén cerca

Algo muy práctico y que da mucha seguridad, sobre todo a los papás recién estrenados, es el hecho que los propietarios de la casa rural vivan cerca o incluso en la misma finca. En caso de emergencia, problema grave o de imprevisto de última hora, será muy fácil contactar con los propietarios o incluso pedirles que te echen una mano.

Viajar con un bebé
44 Shares

Artículos relacionados

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap