Marina Olarte es apicultora profesional desde 2015. Su familia tiene unas tierras a escasos kilómetros del pueblo, donde colocó sus colmenas. Varias cajas enormes de hojalata que sirven de hogar para las colonias de abejas.

Marc es el responsable de El bosc de les creus (El bosque de las cruces), una obra efímera realizada tras el incendio que asoló a las comarcas de Anoia y Bages (Barcelona) en 2015. Tras las llamas, las pérdidas; Y sobre el terreno: 1.293 cruces. Una por cada hectárea quemada.

Para llegar al Faro del Caballo (Cantabria) hace falta descender (y luego subir) casi 700 escalones. El faro está en el acantilado del monte Buciero, a la entrada de la ría de Santoña y se desactivó en 1993…

Toledo fue nuestra última parada del viaje por Castilla-La Mancha. Allí nos acercamos hasta Las Vegas de San Antonio, un pueblo prácticamente deshabitado que el herrero Ramón Recuero ha reactivado gracias a sus vídeos de YouTube y a su escuela de herreros.

En Ciudad Real visitamos Almagro, el pueblo que es un referente del teatro en España. Aquí nos esperaba Antonio León, el director de la compañía de teatro que lleva actuado en el Corral de Comedias de Almagro desde los años 90.

En Ayna, el pueblo de la película “Amanece, que no es poco” nos recibieron Mª Ángeles y Juan Ángel para contarnos todo acerca de este pueblo precioso de Albacete…

Consejo: a Sigüenza llega con hambre. Es la cuna gastronómica de Guadalajara. La razón podría ser su variada oferta hostelera, pero los responsables de tal reputación son Enrique Pérez y Samuel Moreno, dos chefs seguntinos con dos estrellas Michelin. Una de cada uno.

Los lugares son las personas, por lo que no hay mejor forma de conocer una región que a través del trabajo, las tradiciones y costumbres de sus habitantes. Ese es el motivo por el que iniciamos un largo –pero muy entretenido- viaje por Castilla-La Mancha.

El Salto del río Nervión es el más grande del país. El agua se derrama a 222 metros en el límite entre las provincias de Álava y Burgos…