Picos de Europa

Fuente: Marques

En el extremo occidental del imponente Parque Nacional de los Picos de Europa se encuentran los lagos más famosos de Asturias y de los más populares de la Península Ibérica, los Lagos de Covadonga.

Formaciones acuíferas de origen glacial asentadas en un entorno natural fascinante que contrastan con el agreste escarpado de las montañas que las rodean. Un escenario visual desbordante en belleza que constata, una vez más, aquello de que Asturias es un Paraíso Natural.

Lagos de Covadonga

Fuente: Elísabet García

¿Y cómo se llaman estas maravillas geológicas? Ordenados por tamaño: Lago Enol, Lago Ercina y Lago Bricial, si bien, los protagonistas principales, son los dos primeros. El Lago Bricial es considerablemente más pequeño y únicamente tiene agua en los meses del deshielo, el resto del año forma parte de un extenso valle verde.

El Lago Enol, situado a 1070 metros de altura, es el primer anfitrión de los visitantes y reposa al cobijo del Pico Mosquital, la Porra de Enol y el Cerro de Sobornín. Su bonito color verde esmeralda cobra fuerza durante el verano, permaneciendo en un tono azul oscuro en el frío invierno. Indistintamente, ambas épocas aportan su particular toque mágico al hermano mayor de los Lagos de Covadonga.

Lagos de Covadonga

Fuente: Marta Aguilera

El Lago Ercina, algo más resguardado, está situado a 1108 metros de altitud, justo detrás de un promontorio montañoso. De forma alargada, el segundo de los Lagos de Covadonga, es el más camaleónico. Sus aguas cambian de color en una simbiosis perfecta con las diferentes estaciones del año: Verdosas en primavera, amarillentas en verano, rojizas en otoño y azuladas en invierno. Un inspirador baile de tonalidades muy fotogénico a la cámara.

Lagos de Covadonga

Fuente: Marta Aguilera

Para acceder a los Lagos de Covadonga, se debe llegar hasta el Real Sitio de Covadonga, uno de los santuarios de peregrinación más importantes del país y lugar de obligada visita si se está por tierras asturianas. Además de su espléndida Basílica, el real sitio destaca por el singular enclave de la Santa Casa de la Virgen de CovadongaLa Santina -. La capilla está instalada en el interior de una cueva del Monte Auserva.

Lagos de Covadonga

Fuente: Elísabet García

Precisamente desde Covadonga, parte una zigzagueante carretera de montaña de 12 kilómetros – la CO 4 -. Una vía que debe recorrerse con paciencia y extremando al máximo las precauciones. El constante vaivén de vehículos, la pronunciada pendiente y las numerosas curvas cerradas del trayecto, impiden superar los 40-50 km/hora. ¿La parte positiva? Que supone un calmado deleite para la vista. El Mirador de la Reina es un buen lugar para parar y asombrarte con el paisaje.

Cada giro de volante es una nueva oportunidad para disfrutar de los infinitos macizos montañosos, de los valles salpicados por puñados de casas tan característicos de la región asturiana y, como no, de los fabricantes de leche de cuatro patas que campan a sus anchas por las inmediaciones.

Lagos de Covadonga

Fuente: Elísabet García

Fuente: Fran Marin

Fuente: Fran Marin

Si bien los Lagos de Covadonga se pueden visitar en cualquier época del año, en temporada alta – Semana Santa, puentes y verano – y con el fin de conservar la salud ecológica del parque nacional, sólo está permitido acceder en autobús – 8€ los adultos -. Los vehículos privados únicamente pueden subir a primera hora – antes de las 8:30 AM – o a última hora del día – a partir de las 20:30 horas -. El parking gratuito que hay en la zona de los lagos está habilitado todo el año.

El siguiente enlace ofrece una información detallada sobre el acceso a los Lagos de Covadonga en transporte público.

Lagos de Covadonga

Fuente: Elísabet García

Ya en la cima, una opción muy recomendable, es realizar la sencilla y cómoda ruta de senderismo circular, de apenas dos horas de duración, que bordea los tres lagos. Una senda que, a modo de bonus extra, ofrece la posibilidad de conocer el Hayedo Palomberu. En otoño luce precioso.

Lagos de Covadonga

Fuente: Elísabet García

Cangas de Onís es la localidad perfecta para hacer noche y disfrutar de los sabores asturianos después de haber pasado el día inmerso en la naturaleza. Un municipio de gente amable y cercana que alberga uno de los puentes romanos más espectaculares y bien conservados que existen, El Puentón.

Bienvenido a Asturias. Respira hondo, relájate y empápate del inmejorable marco natural en el que tienen su hogar los icónicos Lagos de Covadonga.

Casas rurales en Picos de Europa

2 Comentarios publicados

  1. Antonio
    Publicado 13 febrero 2018 en 13:26

    Gracias po la información

  2. elmer maestas
    Publicado 13 febrero 2018 en 18:22

    comunicar con alguna persona que puderia darme informacion general sobre
    Asturias. Gracias, soy Elmer Maestas

Publica un comentario

*Los campos marcados son obligatorios