la Sierra de la Culebra destaca por su fauna. Más de un millar de ciervos, la mitad de corzos, jabalíes y, siempre en el punto de mira, varias decenas de parejas de lobos -entre 30 y 60 según los años-. Una población, ésta última, registrada como la más importante de España y en cuya supervivencia jugó un papel vital el gran naturalista Félix Rodríguez de la Fuente.

Al norte de la, injustamente desconocida, serranía de Cuenca, entre las localidades de Puente de Vadillos y Beteta, se localiza el Monumento Natural Hoz de Beteta y Sumidero de Mata Asnos. Un imponente cañón fluvial con un microclima muy especial, húmedo y sombrío, que favorece el crecimiento y conservación de robustos ejemplares de tilos centenarios.

La inagotable provincia de A Coruña guarda con mimo uno de sus mayores tesoros, el Parque Natural Fragas do Eume, una maravilla natural de 9.125 hectáreas considerada el bosque atlántico de ribera mejor conservado de Europa.

Si hay un lugar en el que sentir que los cielos son infinitos ese está sin duda en las tierras de Lleida. Viaja con prismáticos y cámara porque te esperan paisajes singulares y especies de aves tan emblemáticas como el sisón común, el cernícalo primilla, el críalo europeo, el mochuelo europeo o la ganga ibérica.