La Posada de Ziga

Ziga, Navarra
3 Opiniones sobre La Posada de Ziga
5

Valoración por categoría:

  • Limpieza
  • Trato del propietario
  • Entorno
  • Equipamiento
  • Relación calidad/precio
  • Calidad del sueño

¿Has ido a este alojamiento?

Escribe tu opinión

Filtrar por tipo de viaje:

Filtrar por valoración global:

Ordenar por:

Opiniones de viajeros

Alida Vinues...

Alida Vinues... 1 opinión

"Para repetir"

5
Opinado el
Excelente trato, entorno, casa y comida. La casa es preciosa, con todas las comodidades para pasar unos dias geniales. Un entorno tranquilo de facil acceso al resto de pueblos del Valle. Los propietarios encantadores y muy amables facilitandolo todo.
Estuvo en Agosto 2015, en pareja
  • Limpieza
  • Trato del propietario
  • Entorno
  • Equipamiento
  • Relación calidad/precio
  • Calidad del sueño
Beatriz

Beatriz 1 opinión

"Encantados"

5
Opinado el
El propietario ha certificado que esta persona ha ido a su alojamiento.
Suelo ir mucho de casa rural y cuando realmente me cuidan y estoy muy a gusto, me gusta escribirlo para que a otras personas les sirva de referencia.
En esta casa, Ana y familia nos han tratado de maravilla, nos han mimando y atendido de maravilla. El sitio es precioso y la cena que nos prepararon estaba buenisima.
Termino dándoles las gracias por el trato y el cariño que nos han dado... un beso a todos.
Estuvo en Enero 2014, en familia
  • Limpieza
  • Trato del propietario
  • Entorno
  • Equipamiento
  • Relación calidad/precio
  • Calidad del sueño
Amelia Ner

Amelia Ner 2 opiniones

"Preciosa casa y trato exquisito"

5
Opinado el
Hemos estado dos familias en La Posada de Ziga la última semana de junio y la experiencia ha sido inmejorable!! La casa está cuidada y con un encanto especial. Limpia y comodísima. Teníamos la casa entera a nuestra disposición. Pero lo mejor de nuestra estancia, a parte del increible paisaje y el tiempo tan estupendo que tuvimos, fue la acogida y el trato tan amable y cercano que nos direon Ana Belén, Carlos, Claudia y Markel. No nos faltó de nada. Sus atenciones con los niños y mayores fueron una delicia. Nos contaron mil historias de la casa y el valle y cada día nos aconsejaban a dónde ir. Y qué decir de las cenas y desayunos! Un placer poder disfrutar de las comidas tan exquisitas que nos hacía Ana Belén, caseras y deliciosamente cocinadas con un cariño especial. Los niños encantados y los mayores disfrutando de cada plato. Gracias a los cuatro por hacernos sentir como en casa, por vuestra amabilidad y cercanía y por contribuir a que nuestras vacaciones fueran especiales. Volveremos, por supuesto. Os echamos de menos y los niños recuerdan a menudo sus partidas de billar y frontón, los desayunos y lo bien que se lo pasaron con Claudia y Markel. Recomiendo de manera especial esta casa para alojarse en familia. ¡¡Se está de maravilla!! Un abrazo a los anfitriones que tan bien nos hicieron sentir.
Estuvo en Junio 2013, en familia
  • Limpieza
  • Trato del propietario
  • Entorno
  • Equipamiento
  • Relación calidad/precio
  • Calidad del sueño