Mapa
Entrada - Salida

Personas:

Busca por:

Precio medio:

De a
persona / noche

Tipo de alquiler:

Recomendados:

Características más usadas:

Ubicación:

Acondicionamiento:

Servicios:

28 Alojamientos en Arenas de San Pedro

Más relevantes primero
  • Calendario actualizado
  • Mejor valoradas
  • Más opiniones

1 - 20 de 28 alojamientos rurales

Los 6 imperdibles de una escapada rural en Arenas de San Pedro

Aunque oigas su nombre por primera vez, Arenas de San Pedro es uno de los pueblos más poblados del Parque Regional de la Sierra de Gredos, así como uno de los más importantes de Ávila. 

En su término, se encuentran las archiconocidas Grutas del Águila, pero no sólo eso, sino que Arenas de San Pedro tiene muchísimo que ofrecer a los visitantes. A continuación, te mostramos los 6 imprescindibles de una zona rural que hay que visitar al menos una vez en la vida. 

1. Alucina con la arquitectura del puente medieval Aquelcabos 

Aparcar en el centro de Arenas de San Pedro es una tarea ardua que te recomendamos que evites. Por eso, lo mejor será dejar el coche más allá del río, en los alrededores de la calle Martinete, llena de talleres mecánicos. Además, justo en esta zona empieza la senda de los pescadores, una interesante ruta que discurre por buena parte del caprichoso río Arenal hasta llegar al precioso puente medieval del Aquelcabos.

Este puente, que cruza el río Arenal tras fundirse en uno con el río Cuevas aguas arriba, merece una parada para poder disfrutar de las impresionantes vistas de la garganta del Arenal y la Sierra de Gredos como telón de fondo. 

Aunque el Puente Aquelcabos sea popularmente conocido como el puente romano, lo cierto es que, en realidad, el puente es de origen medieval. Consta de 3 arcos, siendo el central el más grande e impresionante.

2. Sorpréndete con la historia del Castillo de la Triste Condesa 

El Castillo de Álvaro de Luna, popularmente conocido como el Castillo de la Triste Condesa, es otra de las visitas imprescindibles de Arenas de San Pedro. La historia cuenta que su última dueña enviudó y, llena de pesadumbre, empezó a firmar todas sus cartas como “La Triste Condesa”. 

Antaño también sirvió como prisión y, posteriormente, cementerio de la localidad; se eliminó el tejado que cubría el patio de armas. Todavía hoy algunos muros conservan las marcas de su pasado como cementerio. Actualmente es un auditorio, que sirve a la vez de museo y sala de exposiciones. 

3. Explora la frondosa Sierra de Gredos 

Como hemos dicho anteriormente, Arenas de San Pedro es un punto estratégico para visitar el Parque de la Sierra de Gredos y practicar turismo activo. De hecho, varias rutas de senderismo parten del pueblo. 

Una de las más populares, de recorrido circular, es la Senda de los Pescadores. De nivel fácil, la ruta comienza detrás del bar La Bombonera y tiene una extensión de unos 9 km. Puede realizarse a paso relajado en unas dos o tres horas, dependiendo de las paradas para tomar fotos, pues el paisaje bien lo merece. 

Esta ruta está perfectamente señalizada, con lo que seguirla no será un problema. Además, todas las sendas están en perfecto estado, con lo que también es posible realizarla en bicicleta. El paisaje es frondoso y verde y, buena parte de él, discurre siguiendo el río. Durante todo el recorrido la flora y fauna están presentes en todo su esplendor. 

4. Adéntrate en las increíbles Cuevas del Águila 

Estas cuevas, que tienen más de tres millones de años, están situadas en pleno Valle del Tiétar. Las cuevas se descubrieron de manera muy casual en 1963 y, después de numerosos trabajos de acondicionamiento, las cavidades se abrieron al público un año después. La Gran Sala de la Caverna atesora formaciones caprichosas como columnas, estalactitas o numerosas capas de arcilla que cubren las galerías siguientes.

Las Grutas del Águila son simplemente espectaculares y, para los amantes de la fotografía, sí, se puede hacer fotos sin flash durante todo el recorrido. 

Una de nuestras recomendaciones es que vayas con algo de abrigo, incluso en verano. Las cuevas suelen tener una temperatura muy estable que, curiosamente, no difiere mucho entre verano e invierno (sobre unos 18 o 20 ºC).  Así, aunque fuera haga calor, dentro de la cueva vas a necesitar una chaqueta o sudadera. 

5. Combina la arquitectura medieval con la naturaleza en estado puro 

Algunos de los puntos de interés más famosos del pueblo y la zona que lo rodea son el Convento de San Agustín, hoy restaurado tras su incendio en el siglo XVIII; el ya nombrado Castillo de la Triste Condesa; el Palacio Real de Don Luis de Borbón; y la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, templo que se erige durante el siglo XIV.

Pero, además, a menos de 1 kilómetro del casco urbano encontrarás una salvaje e idílica zona de piscinas naturales en el margen del río Arenal. Las aguas del río Arenal quedan retenidas por una pequeña presa regulada por una placa de madera, formando dos piscinas divididas por un pequeño puente de cemento. 

Una de ellas tiene profundidad considerable, unos 2 metros; en cambio, la otra es apta para los más pequeños, pues apenas se llega al medio metro de profundidad. Las aguas están limpias y cristalinas y las piscinas naturales disponen de duchas, escalerillas y trampolín.

Los encantos de Arenas de San Pedro mantienen un punto virginal y salvaje que los hace especialmente atractivos para el turismo rural. De hecho, en la zona no encontrarás hoteles o grandes complejos donde descansar y, sin duda alguna, esto favorece el ambiente genuino de la zona. Te recomendamos que te decantes por alguno de los alojamientos rurales de la zona, todos ellos respetuosos con el medio ambiente que los rodea. 

6. Saborea los mejores chuletones del país 

La gastronomía abulense destaca por productos y platos típicos de la zona que enamoran hasta a los viajeros más exigentes. 

Como tapeo, no podemos dejar de recomendarte las patatas revolconas; patatas cocidas con pimentón, laurel y ajo. En la mesa suelen servirse con torreznos por encima y su textura es crujiente e intensa. 

Otra especialidad que no tiene desperdicio es el chuletón de ternera que, aunque sea un plato típico en la gastronomía española, en Ávila adquiere una fama y relevancia que la han convertido en uno de los platos más populares de la zona. Normalmente se prepara a la parrilla, con carne de una ternera de la zona llamada avileña. 

Si en cambio eres un fanático de los dulces, tu postre favorito serán las yemas de Santa Teresa; este dulce abulense es tan sabroso que ha traspasado fronteras. Estos dulces están elaborados con yema de huevo, almíbar, zumo de limón y canela. 


Las preguntas más frecuentes sobre el turismo rural en Arenas de San Pedro

💯 ¿Cuáles son los lugares más destacados en Arenas de San Pedro?

🏡 ¿Cuáles son los tipos de casa más buscados en Arenas de San Pedro?

Los viajeros suelen buscar casas con determinadas características, estos son los requerimientos más solicitados a la hora de buscar una casa en Arenas de San Pedro:

💰 ¿Qué precio suele tener una casa rural en Arenas de San Pedro?

El precio es muy variable según la zona, tipo de casa o fechas en las que viajes. Si generalizamos podemos decir que las casas en Arenas de San Pedro suelen tener un precio medio de 29 euros por persona y noche. No obstante si tienes en cuenta todo el entorno es posible encontrar casas más económicas y también casas de lujo.