Magazine Naturaleza 10 humedales preciosos y necesarios en España

10 humedales preciosos y necesarios en España

550 Shares
Fuente: Rodrigo Garrido / Shutterstock


Los humedales son espacios como lagunas, marismas y saladares que constituyen el hábitat de especies de microorganismos, flora y fauna. De ellos depende el delicado equilibrio del ciclo del agua en el planeta, siendo la despensa y el descanso de numerosas especies en sus largas migraciones.

Estos 10 humedales españoles no solo son una belleza, sino que los necesitamos para salvaguardar el equilibrio ecológico de la Tierra. ¡Cuidémoslos!

¿Qué tipos de humedales tenemos en España?

Fuente: TonoMF / Shutterstock

Un humedal es una zona de tierras, generalmente planas, cuya superficie se inunda de manera permanente o intermitentemente. Al cubrirse regularmente de agua, el suelo se satura, quedando desprovisto de oxígeno y dando lugar a un ecosistema híbrido entre los puramente acuáticos y los terrestres.

Definición de “humedal” según el Convenio de Ramsar:

Un humedal es una zona de la superficie terrestre temporal o permanentemente inundada, regulada por el clima y en constante relación entre los seres vivos.

La Lista de Humedales de Importancia Internacional (también conocida como Lista de Ramsar) integra las zonas húmedas más importantes del mundo desde el punto de vista de su interés ecológico y para la conservación de la biodiversidad.

Para ser incluido deben cumplirse unos compromisos de conservación y de uso racional. España asumió este compromiso en 1990 y en la actualidad existen 75 humedales nacionales incluidos en la lista Ramsar.

Los humedales tienen una gran importancia medioambiental, porque de ellos depende el delicado equilibrio del ciclo del agua en el planeta, que afecta a la agricultura, el desarrollo y la conservación de especies y espacios. Es una pena que la mitad de los humedales del mundo ya se hayan destruido.

Fuente: Guía nueva cultura del agua

1. Parque Nacional de Doñana (Andalucía)

Fuente: anacarol / Shutterstock


Doñana es un importante humedal situado entre las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz. El parque está formado por un laberinto de tierra y agua que forma un paraíso de paisajes que acoge cada año 200.000 especies de aves acuáticas. Sus marismas, lagunas, cotos, dunas, playas y acantilados disfrutan de una situación geográfica privilegiada entre el Atlántico y el Mediterráneo, por ello se pueden observar más de 300 especies diferentes de aves al año, tanto europeas como africanas.

2. Parque Nacional Tablas de Daimiel (Ciudad Real)

Fuente: Pablo García Armentano

Las Tablas de Daimiel es el último representante del ecosistema denominado tablas fluviales. Es un ecosistema complejo producido por los desbordamientos de los ríos Guadiana y Gigüela y la descarga de aguas procedentes de un gran acuífero subterráneo.

Este parque nacional se encuentra en la provincia de Ciudad Real (Castilla-La Mancha), en los términos de Daimiel y Villarrubia de los Ojos. Está declarado Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y forma parte de la Reserva de la Biosfera La Mancha Húmeda.

3. Laguna de Gallocanta (Aragón)

Fuente: Txanbelin / Shutterstock

La Reserva Natural de la Laguna de Gallocanta, situada en la comarca de Daroca, se encuentra entre Zaragoza y Teruel, entre el Campo de Daroca y la Comarca del Jiloca. Es una de las mayores lagunas naturales saladas de Europa, de especial interés por la riqueza de su flora y de su fauna, con unas 220 especies de aves tanto rapaces como acuáticas. La protagonista de este lugar es la grulla, que se ha convertido en icono de la región.

4. Parque Natural del Delta del Ebro (Tarragona)

Fuente: Terres de l’Ebre


El Delta del Ebro es la zona húmeda más grande de Cataluña, con más de 7.700 hectáreas donde habitan más de 500 especies. Es zona ZEPA y forma parte de la Reserva de la biosfera de Tierras del Ebro. No os podéis perder el espectáculo colorido de los flamencos.

La desembocadura del Ebro cuenta con una riqueza de flora y fauna excepcional, a lo que se han unido los productos gastronómicos, culturales y el turismo activo.

5. Reserva de la Laguna de Fuente de Piedra (Andalucía)

Fuente: David Salcedo / Shutterstock

La Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra es la más extensa de Andalucía, con la mayor colonia de flamencos de toda la Península Ibérica y la segunda en importancia de Europa, detrás de la de Camargue, en Francia. En primavera, la laguna se seca y la sal cristaliza en su superficie, hasta los años 50 se comercializació con esta sal, pero actualmente la laguna está declarada Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

6. Parque Natural de la Albufera (Comunidad Valenciana)

Fuente: Olaf Speier / Shutterstock

El nombre de la Albufera proviene del árabe al-buhayra (البحيرة), que significa «el pequeño mar». En el parque destaca el Lago de la Albufera, el lago más grande de España. En la costa encontramos algunas zonas de gran valor ecológico, como la playa y las dunas de La Punta y las Malladas.

7. Ses Feixes (Ibiza)

Ses Feixes de Ibiza son una una amplia área de humedales con aguas dulces y semi-salobres que, junto con las zonas de cultivo, pasto, salicorniar y carrizo, forman un refugio clave para sustentar una gran variedad de fauna y flora, que incluyen variedades poco comunes de murciélagos, reptiles, y más de 140 especies de aves. Es un humedal muy modificado por parte del hombre desde muy antiguo, por lo que son visibles los vestigios de su pasado agrícola.

8. Mar Menor (Región de Murcia)

Fuente: holbox / Shutterstock

El Mar Menor es la laguna salada más grande de Europa y uno de los campos de regatas más valorados de España. Las buenas temperaturas y sus aguas cálidas, calmadas y poco profundas lo hacen idóneo para la práctica de todo tipo de deportes náuticos, como vela, piragüismo, windsurf, kitesurf… Los primeros vestigios de civilización en el entorno del Mar Menor datan del Paleolítico, también se han encontrado una gran cantidad de restos arqueológicos de asentamientos de época árabe y romana.

9. Estany de Banyoles (Girona)

Fuente: nito / Shutterstock


L’Estany de Banyoles es el lago más grande de Catalunya y el conjunto cárstico más extenso de España. Sus aguas provienen de redes subterráneas de l’Alta Garrotxa. El lago fue declarado paisaje pintoresco en el año 1951 y fue subsede de remo de los Juegos Olímpicos de 1992. Como el lago Ness, el de Banyoles cuenta una leyenda popular que afirma que que aún vive un monstruo en el lago, aunque nadie lo ha vuelto a ver.

10. Lago de Caicedo-Yuso (Álava)

Fuente: AntonVe


El Caicedo-Yuso o Arreo es el lago natural más importante del País Vasco. Como su nombre indica se encuentra situado en las inmediaciones de Caicedo de Yuso y Arreo, en el entorno de Miranda de Ebro.

Aunque su tamaño es pequeño, su profundidad alcanza los 25 metros en su punto central. Se trata de un humedal con una gran biodiversidad, hábitat de numerosas aves acuáticas y migratorias. Muy cerca encontramos la Ermita de la Virgen del Lago y las Salinas de Añana.

550 Shares
header capital plugin
    Los Mejores Pueblos
Cada año nuestros viajeros eligen los mejores pueblos para hacer turismo rural.¿Los conoces?
Invalid email address

Artículos relacionados

2 comentarios

Honorato Toka Rubio 25 de marzo de 2022 - 16:17

Muy naturales son los humedales españoles

Responder
Antonioquirosabadia 4 de diciembre de 2022 - 20:57

No datos excelentes. Enhorabuena Señores. Gracias.

Responder

Deja un comentario

Pulsando en ENVIAR aceptas la privacidad

Copy link
Powered by Social Snap